Indicaciones de seguridad para los trabajos en el vano motor

Los trabajos que se efectúan en el motor o en el vano motor deben realizarse con precaución.

Antes de realizar cualquier trabajo en el motor o en el vano motor:

1. Pare el motor y retire la llave del contacto.
2. Ponga el freno de mano.
3. Ponga la palanca de cambio en punto muerto, o bien la palanca selectora en la posición P, según el caso.
4. Deje que se enfríe el motor.
5. No permita que los niños se acerquen al vehículo.
6. Abra el capó del motor.

Si realiza usted mismo cualquier trabajo en el vano motor deberá conocer bien las operaciones necesarias y disponer de los útiles adecuados. De lo contrario, acuda a un taller especializado para que realicen todos los trabajos.

Todos los líquidos y componentes operativos, como p. ej., líquido refrigerante, aceites de motor o incluso bujías y baterías, están sometidos a un desarrollo continuo. SEAT mantiene informados constantemente a los Servicios Técnico sobre cualquier modificación. Por ello, le recomendamos que acuda a un Servicio Técnico cuando tenga que cambiar algún líquido o componente operativo. Le rogamos que tenga en cuenta las indicaciones respectivas. El vano motor del vehículo es una zona que alberga peligros. → ¡ATENCIÓN!.

¡ATENCIÓN!

Cuando se realizan trabajos en el motor o en el vano motor, p. ej., al realizar operaciones de comprobación y de llenado de líquidos, pueden producirse heridas, quemaduras, accidentes e incluso incendios.

  • No abra nunca el capó del motor si ve que sale vapor o líquido refrigerante. De lo contrario corre el riesgo de quemarse. Espere hasta que deje de salir vapor o líquido refrigerante y deje enfriar el motor antes de abrir el capó.
  • Pare el motor y retire la llave de encendido.
  • Ponga el freno de mano y coloque la palanca de cambios en punto muerto o bien la palanca selectora en la posición P.
  • No permita que los niños se acerquen al vehículo.
  • No toque ningún componente caliente del motor. Existe peligro de quemadura.
  • No derrame nunca líquidos sobre el motor o sobre el sistema de gases de escape estando calientes. Existe peligro de incendio.
  • Evite cualquier cortocircuito en el sistema eléctrico, sobre todo en los puntos de la ayuda de arranque. La batería podría explotar.
  • No toque nunca el ventilador del radiador. Su funcionamiento depende de la temperatura y podría ponerse en marcha de repente (incluso con el encendido desconectado o la llave de encendido extraída).
  • No abra nunca el tapón del depósito del líquido refrigerante mientras el motor esté caliente. Debido a la elevada temperatura del líquido, el sistema de refrigeración se halla bajo presión.
  • Para protegerse la cara, las manos y los brazos contra el vapor caliente o bien el líquido refrigerante caliente que pueda salir, se debe cubrir el tapón con un paño grande y grueso al abrir el depósito.
  • No olvide nunca ningún objeto en el vano motor, como p. ej., paños o herramientas.
  • Si se ve obligado a trabajar bajo el vehículo, asegúrelo con calzos y caballetes para evitar que se mueva. El gato hidráulico no bastará para sujetarlo y corre peligro de resultar lesionado.
  • En el caso de que se deban realizar trabajos durante el arranque o con el motor en marcha, deberá tener siempre en cuenta el grave peligro que suponen los componentes con funcionamiento giratorio (como, p. ej., la correa Poli-V, el alternador, el ventilador del radiador) y el sistema de encendido de alta tensión. Además de ello tenga en cuenta lo siguiente:
    − No toque nunca los cables eléctricos del sistema de encendido.
    − Si lleva joyas, prendas de ropa sueltas o el cabello suelto evite cualquier contacto con piezas giratorias del motor. Existe peligro de muerte. Por ello, quítese primero las joyas, recoja su pelo y póngase ropa que vaya ceñida al cuerpo.
    − No acelere nunca con una velocidad engranada sin la debida precaución. El vehículo podría desplazarse incluso con el freno de mano puesto. Existe peligro de muerte.
  • Si es necesario realizar trabajos en el sistema de combustible o en el sistema eléctrico, tenga en cuenta además lo siguiente:
    − Desconecte siempre la batería del vehículo de la red de a bordo. Para ello el vehículo debe estar desbloqueado, de lo contrario saltaría la alarma.
    − No fume.
    − Evite siempre trabajar en lugares expuestos a llamas.
    − Tenga siempre a mano un extintor de incendios.

¡Cuidado!

Procurar no confundir los líquidos operativos al reponer los niveles. Pues podría provocar deficiencias graves en el funcionamiento y daños en el motor.

Nota relativa al medio ambiente

Los líquidos operativos que salen del vehículo son contaminantes. Por ello deberá controlar regularmente el suelo de debajo del vehículo. Si en el lugar donde ha estado aparcado el vehículo hay manchas de aceite o de otros líquidos, lleve el vehículo a un taller especializado para que lo revisen.

    Vease tambien:

    Menú principal
    El menú le permite acceder a las diferentes funciones de la pantalla. Fig. 42 Palanca del limpiacristales: tecla A para confirmar opciones del menú y tecla basculante B para cambiar ...

    Desconexión temporal del regulador de velocidad
    Fig. 125 Palanca de intermitentes y de luz de carretera: mando y tecla basculante para el regulador de velocidad El regulador se desconecta temporalmente en los siguientes casos: cuando se pi ...

    Accidentes frontales y las leyes físicas
    En un accidente frontal se tiene que absorber gran cantidad de energía cinética. Fig. 6 Vehículo a punto de chocar contra un muro: los ocupantes no llevan abrochado el cintur ...