Peligros por no utilizar el cinturón de seguridad

¡La idea generalizada de que en caso de accidente leve se puede parar el golpe con las manos es errónea!

Fig. 8 El conductor que no lleve puesto el cinturón de seguridad se verá lanzado

Fig. 8 El conductor que no lleve puesto el cinturón de seguridad se verá lanzado hacia delante

Fig. 9 El ocupante del asiento trasero que no lleve puesto el cinturón de seguridad

Fig. 9 El ocupante del asiento trasero que no lleve puesto el cinturón de seguridad se verá lanzado hacia adelante sobre el conductor que sí lleva el cinturón.

Incluso circulando a poca velocidad, en caso de colisión actúan sobre el cuerpo fuerzas que no se pueden contrarrestar sólo con apoyarse en las manos. En caso de colisión frontal, los ocupantes del vehículo que no lleven puesto del cinturón de seguridad se verán lanzados de forma incontrolada hacia delante y se golpearán, p. ej., contra el volante, el tablero de instrumentos o el parabrisas → fig. 8.

El sistema de airbags no es ningún sustituto del cinturón de seguridad. En caso de que se disparen los airbags, éstos sólo ofrecen una protección adicional. Todos los ocupantes (incluido el conductor) tienen la obligación de llevar siempre bien puesto el cinturón de seguridad y no quitárselo durante la marcha. De esta forma se reduce el peligro de sufrir heridas graves en caso de accidente, independientemente de si el asiento lleva airbag o no.

Tenga en cuenta que los airbags sólo se disparan una vez. Para lograr una protección óptima es necesario llevar siempre bien puesto el cinturón de seguridad, de esta forma también se estará protegido en caso de accidente aunque no se dispare el airbag.

También es imprescindible que los ocupantes de los asientos traseros se abrochen el cinturón ya que, en caso de accidente, se verían desplazados de un modo incontrolado por el habitáculo. Si un ocupante del asiento trasero no lleva el cinturón abrochado, no sólo se pone en peligro a sí mismo sino también a los ocupantes de los asientos delanteros → fig. 9.

    Vease tambien:

    Cierre centralizado
    Al abrir y cerrar con llave la puerta del conductor, se desbloquean o bloquean conjuntamente todas las puertas y el capó trasero, gracias al cierre centralizado. El cierre centralizado va do ...

    Llantas de aleación ligera
    Para mantener en buen estado las llantas de aleación ligera durante un largo periodo de tiempo, es necesario conservarlas con regularidad. Ante todo, se deben lavar detenidamente cada dos s ...

    Freno de mano
    Para poner el freno de mano hay que levantar firmemente la palanca. En una cuesta pronunciada habrá que colocar además la primera marcha o, en caso de cambio automático, el ...