Cambio de las escobillas del limpiaparabrisas

Si las escobillas limpiacristales de su vehículo están en perfecto estado, Ud. Disfrutará de una visibilidad mejor. Si están deterioradas se han de cambiar inmediatamente.

Fig. 141 Cambio de las escobillas del limpiaparabrisas

Fig. 141 Cambio de las escobillas del limpiaparabrisas

El cambio de las escobillas se puede realizar en la posición parking o en la posición horizontal. Compruebe antes que las escobillas no estén heladas.

Cambio de escobillas

– Separe el brazo del limpiaparabrisas del parabrisas.
– Presione las teclas laterales A y libere la escobilla desplazándola en el sentido de la flecha 1 → fig. 141.

Montaje de la escobilla

– Introduzca la pestaña 2 en el alojamiento 3 de la escobilla. →, fig. 141
– Desplace la escobilla hacia el brazo en el sentido contrario a la flecha 1, hasta percibir un click. →, fig. 141
– Vuelva a poner los brazos del limpiaparabrisas sobre el parabrisas.

Si las escobillas rascan se han de cambiar en caso de deterioro, o limpiarlas en caso de suciedad.

Si esto último no fuera suficiente, puede ser que el ángulo de montaje de los brazos del limpiacristales esté desajustado. En este caso, acuda a un taller especializado para que lo controlen y ajusten.

¡ATENCIÓN!

Conduzca únicamente cuando tenga buena visibilidad a través de todos los cristales.

  • Limpie con regularidad las escobillas y todos los cristales.
  • Cambie las escobillas una o dos veces al año.

¡Cuidado!

  • Si las escobillas están deterioradas o sucias pueden rayar el parabrisas.
  • No limpie nunca los cristales con combustible, quitaesmaltes, diluyentes de pintura o productos similares. De lo contrario podrían deteriorarse las escobillas.
  • No desplace nunca el limpiacristales o el brazo del limpiacristales con la mano. Podrían deteriorarse.
  • Los brazos limpiacristales sólo se deben abatir hacia delante, estando en la posición para realizar el cambio. De lo contrario, se pueden producir daños en el capó del motor.

Nota

• Los brazos limpiaparabrisas sólo se pueden desplazar hacia la posición para realizar el cambio, estando el capó del motor completamente cerrado.

    Vease tambien:

    Luz interior delantera
    Fig. 78 Revestimiento interior del techo: iluminación delantera del habitáculo Con el mando A fig. 78 puede seleccionar las siguientes posiciones: Conexión por contacto de pue ...

    Techo corredizo/levadizo
    Con el encendido conectado, el techo corredizo/levadizo se abre y se cierra mediante el mando giratorio, se levanta y se baja con el mismo mando. Para el cierre de emergencia o con máxima ...

    Llantas de aleación ligera
    Para mantener en buen estado las llantas de aleación ligera durante un largo periodo de tiempo, es necesario conservarlas con regularidad. Ante todo, se deben lavar detenidamente cada dos s ...