Cierre

• Para cerrar su vehículo girar una vez (se activa el doble cierre) la llave en la cerradura de la puerta del conductor a la posición de cierre. Se bloquean todas las puertas y el capó trasero. El sistema de seguridad del cierre (doble cierre) y la alarma antirrobo* se activan inmediatamente y el testigo ubicado en la puerta del conductor se pondrá a parpadear brevemente para indicarlo. Este testigo se incorpora en vehículos equipados con sistema de seguridad de cierre (doble cierre) o alarma antirrobo.

Al cerrar el vehículo se apagan las luces interiores que se encuentran en posición de contacto de puerta y se produce un destello de los intermitentes.

El funcionamiento del sistema de seguridad de cierre (doble cierre) se indica a través del parpadeo del testigo situado en el borde superior del panel de la puerta del conductor, junto al marco de la ventanilla. Además, en vehículos equipados con alarma antirrobo*, el testigo indica que la alarma está activada.

¡Atención!

• Si el vehículo se cierra desde el exterior, girando la llave una vez (doble cierre), no deberá permanecer ninguna persona en el mismo –en especial si se trata de niños– ya que las puertas no se abrirán desde dentro, ni con la maneta de puerta ni con el pulsador de cierre centralizado (ver apartado pulsador de cierre centralizado). En caso de llevar elevalunas eléctricos, las ventanas tampoco podrán abrirse (véase capítulo “Elevalunas eléctricos”).

• No se debe dejar nunca solos a los niños en el vehículo, pues en caso de que se bloqueen las puertas, se dificultará la ayuda desde fuera en caso de necesidad.

  • Si se gira dos veces seguidas y antes de un segundo, la llave en la cerradura de la puerta del conductor, se activa el cierre simple y se bloquean todas las puertas y el capó trasero. No se activa el sistema de seguridad de cierre (doble cierre).
    Si el sistema de seguridad del cierre (doble cierre) no está activado puede abrirse el vehículo desde el interior. Para ello tirar de la maneta de la puerta correspondiente.
  • En las versiones1) con elevalunas eléctricos o techo corredizo eléctrico, las ventanillas que hayan quedado abiertas o el techo corredizo se pueden cerrar automáticamente manteniendo la llave en posición de cierre dentro de la cerradura hasta que estén cerrados completamente las ventanillas y el techo; (primero se cierran las ventanillas y después el techo).
  • Si la puerta del conductor está abierta o mal cerrada (puerta en “preencastre”), el vehículo no se podrá cerrar. Para bloquear las puertas del vehículo, la puerta del conductor deberá estar completamente cerrada. Si es otra puerta la que está mal cerrada, todas las puertas del vehículo se cerrarán, menos esa puerta. Al cerrarla bien, esta puerta se incorporará al sistema de cierre del vehículo. En caso de desbloquear el vehículo con el mando a distancia y no accionar las cerraduras o abrir las puertas, pasados 30 segundos, el vehículo se cerrará automáticamente para evitar que por descuido quede abierto.
    Vease tambien:

    Sensor volumétrico
    Se trata de una función de vigilancia o control incorporada en el sistema de alarma antirrobo, que detecta mediante ultrasonidos el acceso no autorizado al interior del habitáculo ...

    Encender y apagar las luces
    Fig. 73 Detalle del tablero de instrumentos: mando de las luces, faros antiniebla y luz trasera antiniebla Encender la luz de población – Gire el mando de las luces → fig. 73 ha ...

    Antiaprisionamiento
    El techo dispone de una función antiaprisionamiento que evita posibles daños al cerrar el techo. Cuando cerramos el techo de forma convencional , al encontrar cualquier tipo de obst ...