Freno de mano

Para poner el freno de mano hay que levantar firmemente la palanca. En una cuesta

Para poner el freno de mano hay que levantar firmemente la palanca. En una cuesta pronunciada habrá que colocar además la primera marcha o, en caso de cambio automático, el bloqueo de aparcamiento. El freno de mano se ha de apretar firmemente, a fin de evitar que por descuido se conduzca con el freno puesto.

Con el freno puesto y el encendido conectado, luce el testigo luminoso de frenos.

Para soltar el freno, hay que levantar la palanca ligeramente, oprimir el botón de bloqueo (flecha) y bajar la palanca totalmente.

¡Atención!

  • Para evitar que el vehículo salga rodando de forma incontrolada habrá que dejar siempre puesto el freno de mano cuando el vehículo se haya detenido. Engrane además una marcha (cambio manual) o coloque la palanca selectora en la posición P (cambio automático).
  • Al soltar el freno de mano compruebe que éste ha sido soltado completamente; de lo contrario, podrían sobrecalentarse los frenos y dejarían de funcionar correctamente. Además podría producirse un desgaste prematuro de las pastillas de freno posteriores.
    Vease tambien:

    Motores diesel
    Aceites monogrado Los aceites monogrado no se pueden utilizar durante todo el año, debido a que su gama de viscosidad2) es limitada. Estos aceites conviene utilizarlos sólo en zon ...

    Llave plegable
    Para desplegar el espadín, pulsar el botón A. Este se despliega por el efecto del muelle. Para plegar el espadín, pulsar el botón A y acompañar al mismo con la ...

    Sensor volumétrico
    Se trata de una función de vigilancia o control incorporada en el sistema de alarma antirrobo, que detecta mediante ultrasonidos el acceso no autorizado al interior del habitáculo ...