Lavado a mano del vehículo

❀En interés del medio ambiente, el coche debiera lavarse sólo en lugares especialmente previstos para ello. Lavar un vehículo fuera de estas condiciones puede incluso estar prohibido en determinadas zonas.

Primeramente, usar abundante agua para reblandecer la suciedad, y enjuagar lo mejor posible. Seguidamente, limpiar el vehículo empezando por el techo y hacia abajo con una esponja blanda o guante para lavar, y ejerciendo poca presión, sobre todo al limpiar la superficie de los faros. Emplear jabón, preferentemente con pH neutro, sólo cuando la suciedad sea persistente. Enjuagar lo más a menudo posible la esponja o el guante de lavado.

Dejar para lo último la limpieza de las ruedas, zonas inferiores de las puertas (taloneras) etc. Para ello, emplear, a ser posible, una segunda esponja.

Después del lavado, enjuagar a fondo el vehículo y, finalmente, secarlo con una gamuza.

Recomendaciones

  • El vehículo no debiera lavarse a pleno sol.
  • Si se lavase el vehículo con una manguera, no debiera dirigirse el chorro de agua directamente a las cerraduras ya que podrían helarse en invierno.
    Vease tambien:

    Descripción de la alarma antirrobo
    La alarma antirrobo se dispara al detectar acciones no autorizadas en el vehículo. La función de la alarma antirrobo es dificultar que alguien fuerce o robe el vehículo. El sis ...

    Calefacción confortable del habitáculo
    Una vez que los cristales estén desempañados y se haya alcanzado la temperatura deseada, conviene adoptar el siguiente ajuste: Mando giratorio B a la velocidad deseada. Regulador ...

    Verificación del nivel del electrólito
    Tenga en cuenta las advertencias del capítulo “Compartimiento del motor” antes de realizar cualquier trabajo en el motor o en el vano motor. El nivel de electrólito se deber&aacut ...