Conducción económica y ecológica

El consumo de combustible, la contaminación y el desgaste del motor, los frenos y los neumáticos dependen fundamentalmente de tres factores diferentes:

  • el estilo de conducir,
  • las condiciones individuales de uso del coche y
  • los requisitos técnicos

El consumo de combustible se puede reducir entre un 10 y un 15 por ciento adoptando un sistema de conducción anticipado y económico. Este capítulo pretende, por medio de 10 consejos, ayudarle a reducir la contaminación y, al mismo tiempo, a ahorrar dinero.

Consejo 1

❀Sistema de conducción anticipado

Es al acelerar cuando el coche consume más combustible. Si conduce de forma previsora tendrá que frenar menos y, consiguientemente, acelerará menos. También debería dejar rodar el vehículo, p.ej. cuando se pueda prever que el siguiente semáforo va a estar en rojo.

Consejo 2

Consejo 2

❀Cambiar de marcha ahorrando energía

Otra forma efectiva de ahorrar combustible es pasar cuanto antes a las marchas largas: si apuramos hasta un número alto de revoluciones del motor las velocidades, el coche consume más energía.

La figura muestra la relación consumo (l/100 km) y velocidad (km/h) en primera, segunda, tercera, cuarta y quinta marchas.

Las siguientes reglas pueden ser de utilidad: No conduzca más de unos cuantos metros en primera marcha. Al alcanzar las 2.000 revoluciones conviene cambiar a una marcha más larga.

Si conduce un vehículo con cambio automático, accione el pedal del acelerador de forma suave y no lo pise hasta la posición kick-down. De esta forma, se selecciona automáticamente un programa económico orientado hacia el consumo, que pasa lo antes posible a las marchas largas y retrasa al máximo la reducción a una marcha inferior.

Consejo 3

Consejo 3

❀Evitar la conducción a pleno gas

Evite, en medida de los posible, conducir a la velocidad máxima de su vehículo. El consumo de combustible, la emisión de gases nocivos y la contaminación acústica aumentan de forma desproporcionada a velocidades altas.

La figura adjunta muestra la relación consumo (l/100 km) y velocidad (km/h).

Si aprovecha sólo las tres cuartas partes de la velocidad máxima de su vehículo, el consumo de combustible se reducirá aproximadamente a la mitad.

¡Atención!

Conduciendo a altas velocidades, disminuye la seguridad vial.

Consejo 4

❀Reducir el ralentí

En los atascos, en barreras de paso a nivel y en semáforos con fases en rojo largas, merece la pena parar1) el motor. El ahorro de combustible después de 30-40 segundos con el motor parado, es mayor que el combustible que se emplea para arrancar de nuevo el vehículo.

Consejo 5

❀Revisiones periódicas

Gracias a las revisiones periódicas por parte de un Servicio Técnico, tendrá una garantía de ahorro de combustible incluso antes de comenzar el viaje. El estado de mantenimiento del motor no afecta sólo a la seguridad vial y a la conservación de su vehículo, sino también al consumo de combustible.

Una mala puesta a punto del motor puede suponer un aumento del consumo de combustible de hasta un 10 por ciento.

Compruebe el nivel de aceite cada vez que vaya a repostar. El consumo de aceite depende en gran medida de la carga y el régimen del motor. Dependiendo del modo de conducción, el consumo de aceite puede ser de hasta 1,0 l/1000 km.

Otro consejo: También puede lograr reducir el consumo utilizando aceite sintético.

Consejo 6

Consejo 6

❀Evitar los desplazamientos cortos

El motor y el catalizador tienen que alcanzar su temperatura de funcionamiento óptima para reducir de forma efectiva el consumo y las emisiones de gases nocivos.

El motor frío de un vehículo de gama media consume inmediatamente después de arrancar unos 30-40 litros de combustible a los 100 km. Tras aproximadamente un kilómetro, el consumo se reduce a 20 litros. Tan sólo tras aprox. cuatro kilómetros el motor está caliente y el consumo se ha normalizado. Por ello, es importante evitar los desplazamientos cortos, y no calentar jamás el motor del vehículo, estando el vehículo parado, con el motor en marcha. ¡Arranque Usted enseguida!

También influye la temperatura ambiental. La figura muestra la diferencia de consumo (l/100 km) para el mismo recorrido (km), a + 20°C y –10°C. Su vehículo consumirá más en invierno que en verano.

Consejo 7

❀Observar la presión de los neumáticos

Observe que los neumáticos tengan siempre la presión adecuada. Tan sólo medio bar de menos aumenta el nivel de consumo de combustible en un 5 por ciento. Si la presión es incorrecta los neumáticos se desgastan antes debido a una excesiva deformación y sobrecalentamiento, empeorando también el comportamiento de conducción.

Compruebe la presión de los neumáticos siempre en frío.

Además: no conduzca con los neumáticos de invierno durante todo el año, ya que son más ruidosos y suponen un aumento del consumo de combustible del 10 por ciento. Cambie a tiempo a los neumáticos de verano.

Consejo 8

❀Evitar el peso innecesario

Aparte de los hábitos de conducción y las revisiones periódicas de su vehículo, existen otras formas de disminuir el nivel de consumo:

Evite el peso innecesario

Cada kilogramo de peso aumenta el consumo de combustible; por ello, merece la pena en muchas ocasiones echar un vistazo al maletero para evitar peso innecesario.

Es frecuente que, por comodidad, el portaequipajes de techo se quede montado incluso cuando ya no se precise. Debido a la elevada resistencia al aire, una baca sin carga aumenta el consumo aprox. un 12% a una velocidad de 100-120 km/h.

Consejo 9

❀Ahorrar energía eléctrica

Por medio del alternador se genera electricidad al conducir. Cuantos más consumidores eléctricos se utilicen, mayor será el consumo de combustible.

La luneta térmica, los faros adicionales, la turbina de la calefacción y el aire acondicionado* consumen mucha energía. El funcionamiento de la luneta térmica conlleva p.ej. un consumo adicional de aprox. un litro en diez horas.

Por ello, desconecte los consumidores eléctricos cuando no los precise. El alternador genera electricidad estando el motor en marcha.

Consejo 10

❀Control escrito

Quien quiera reducir el consumo de combustible debería llevar un libro de viajes. No es mucho trabajo y merece la pena, porque permite detectar a tiempo las posibles variaciones del consumo (positivas o negativas) e intervenir en caso necesario. Al detectar un consumo demasiado elevado, habría que ver en qué condiciones estuvo circulando desde la última vez que repostó.

    Vease tambien:

    Columna de dirección regulable
    La columna de dirección se puede ajustar sin escalonamientos en altura y profundidad. Para ello se debe oprimir hacia abajo la palanca A situada debajo de la columna y colocar la columna ...

    Modificaciones técnicas
    Si se realizan modificaciones técnicas habrá que atenerse a nuestras directrices. Cualquier modificación de los componentes eléctricos o su programación puede pro ...

    Calefacción confortable del habitáculo
    Una vez que los cristales se hayan desempañado y se haya alcanzado la temperatura apetecida, conviene realizar el siguiente ajuste: Ponga el mando giratorio B al nivel II ó III. ...