Cuero

De vez en cuando, según el uso a que esté sometido, al cuero habrá que proporcionarle los cuidados que seguidamente relacionamos. En ningún caso se le tratará con disolventes, cera para pisos, betún, quitamanchas o productos similares.

Para la limpieza de cuero, bastará humedecer ligeramente un paño de algodón o lana y limpiar con él las superficies sucias.

Cuando algún punto del cuero se halle muy sucio podrá limpiarse aplicándole una solución suave de jabón (2 cucharas de jabón neutro en 1 litro de agua). Habrá que cuidar de que el cuero no se empape y de que no penetre agua por las costuras. Seguidamente, secarlo con un paño suave y seco.

Aparte de todo ello, es aconsejable aplicarle cada medio año, en los casos de un uso normal del vehículo, un producto especial para cueros del que habrá que aplicar una capa muy ligera que, una vez haya hecho efecto, se limpiará con un paño suave.

    Vease tambien:

    Accesorios y recambios
    Antes de comprar accesorios y piezas de recambio acuda a un concesionario SEAT para que le asesoren. Su vehículo ofrece un gran nivel de seguridad activa y pasiva. Antes de realizar modifi ...

    Asientos térmicos
    6 – Asiento térmico* izquierdo Con el encendido conectado, la superficie del asiento y el respaldo se pueden calentar eléctricamente. La calefacción se desconecta y se r ...

    Intercambio de ruedas
    Cuando se hayan desgastado mucho más los neumáticos delanteros es aconsejable cambiarlos por los traseros, conforme al esquema. Con ello, se consigue la misma duración aprox ...