Cuero

De vez en cuando, según el uso a que esté sometido, al cuero habrá que proporcionarle los cuidados que seguidamente relacionamos. En ningún caso se le tratará con disolventes, cera para pisos, betún, quitamanchas o productos similares.

Para la limpieza de cuero, bastará humedecer ligeramente un paño de algodón o lana y limpiar con él las superficies sucias.

Cuando algún punto del cuero se halle muy sucio podrá limpiarse aplicándole una solución suave de jabón (2 cucharas de jabón neutro en 1 litro de agua). Habrá que cuidar de que el cuero no se empape y de que no penetre agua por las costuras. Seguidamente, secarlo con un paño suave y seco.

Aparte de todo ello, es aconsejable aplicarle cada medio año, en los casos de un uso normal del vehículo, un producto especial para cueros del que habrá que aplicar una capa muy ligera que, una vez haya hecho efecto, se limpiará con un paño suave.

    Vease tambien:

    Revisiones periódicas
    Si somete su vehículo a las revisiones periódicas por parte de su Servicio Técnico lo tendrá preparado, incluso antes de comenzar el viaje, para conseguir un consumo re ...

    Generalidades
    El desgaste de los guarniciones depende en gran medida de las condiciones de tráfico y del estilo de conducir. Especialmente tratándose de vehículos de frecuente utilizac ...

    Consumo de combustible
    Los valores de consumo y emisiones se han determinado en base a la normativa de medición 99 /100 / CE y tienen en cuenta el peso en vacío del vehículo (categoría de pes ...