Ayuda al aparcamiento posterior

El sistema de ayuda le avisa mediante una señal acústica de la aproximación de un obstáculo a la zona posterior del vehículo.

Descripción

El sistema acústico de ayuda al aparcamiento mide la distancia entre el vehículo y un posible obstáculo mediante 4 sensores de ultrasonidos situados en el parachoques posterior. El área de medición de los sensores empieza aproximadamente y dependiendo del obstáculo a una distancia de:

  • zona lateral del parachoques posterior: 0,8 m
  • zona central del parachoques posterior: 1,3 m

Activación

El sistema se activa al poner la marcha atrás. Una señal acústica breve y aguda confirma la activación y el correcto funcionamiento del sistema.

Maniobra marcha atrás

El aviso sobre la distancia empieza tan pronto se detecta un obstáculo en la zona de acción del sistema . Al disminuir la distancia entre el obstáculo y el vehículo disminuye también el intervalo de tiempo entre los pitidos acústicos.

A partir de una distancia inferior a aproximadamente 25 cm, suena un pitido continuo (señal de stop). A partir de ese momento no se debería seguir conduciendo marcha atrás.

Conducción con remolque

En vehículos en los que se ha montado de fábrica un dispositivo para remolque, el sistema de ayuda al aparcamiento no se activa al engranar la marcha atrás, al estar enchufado el conector eléctrico del remolque al vehículo.

Para evitar un mal funcionamiento del sistema, en caso de no circular con remolque, deberá desmontarse el enganche de remolque.

Posibles fallos

Si al engranar la marcha atrás sonase un pitido continuo y grave durante unos segundos, significará que hay un fallo en el sistema de ayuda al aparcamiento.

Si se sigue produciendo el fallo hasta desconectar el encendido, no se emitirá la señal acústica de fallo cada vez que se active el sistema de nuevo (engranar la marcha atrás). Así mismo, tampoco se emitirá el aviso de disponibilidad del sistema. La reparación de la avería deberá llevarse a cabo en un Servicio Técnico.

Si el aviso de disponibilidad o avería no sonara, el altavoz del sistema estará defectuoso, no pudiéndose emitir por tanto los avisos ante un obstáculo.

Para garantizar el funcionamiento del sistema, los sensores deben mantenerse limpios y libres de hielo y nieve.

¡ATENCIÓN!

  • Los sensores tienen ángulos muertos en los que los objetos no pueden ser detectados.
  • Fíjese especialmente en niños pequeños y animales, ya que los sensores no los detectan siempre. De no prestar la suficiente atención existe peligro de accidente.
  • La ayuda al aparcamiento no puede reemplazar la atención del conductor. El conductor asume la responsabilidad de aparcar y realizar maniobras similares.

¡Cuidado!

  • Cuando se le ha avisado ya de la cercanía de un obstáculo bajo, podría suceder que, al seguir acercándose, dicho obstáculo bajo desaparezca del alcance de medición del sistema, por lo que el sistema no le seguirá avisando de la presencia del mismo. Bajo ciertas circunstancias, tampoco son detectados objetos tales como, cadenas para impedir el paso de vehículos, lanzas de remolque, bordillos altos de aceras, barras verticales finas y pintadas o cercas, por lo que existe peligro de dañar el vehículo.
  • Los obstáculos con cantos o aristas, pueden no ser detectados a tiempo por el sistema, debido a su geometría. Tenga especial cuidado con este tipo de obstáculos como esquinas, objetos rectangulares, etc.., ya que se podría llegar a dañar el vehículo.
  • Extreme la atención en maniobras para aparcar en un rincón entre dos paredes perpendiculares. Tenga especial cuidado con la aproximación lateral a la pared (vigile la visión por los retrovisores)
  • El sistema de ayuda al aparcamiento no sustituye en ningún caso la visión por los retrovisores.
  • Fuentes ultrasónicas ajenas (martillos, neumáticos, máquinas para obras de construcción, vehículos dotados del sistema PDC) pueden interferir en el funcionamiento del sistema.
  • Durante la limpieza periódica de los sensores hay que prestar especial atención a que no se rayen o se dañen. Durante la limpieza con limpiadores de alta presión o sistemas de chorro de vapor, los sensores deberán pulverizarse durante poco tiempo y desde una distancia superior a 10 cm.
    Vease tambien:

    Protección de los bajos del vehículo
    Los bajos del vehículo llevan una protección duradera contra las influencias de tipo químico y mecánico. Pero como no hay que excluir la posibilidad de que esta capa pro ...

    Arranque por remolcado
    Se desaconseja, remolcar el vehículo con el fin de arrancar el motor. Es recomendable utilizar para ello la batería de otro vehículo. Consultar el capítulo “Ayuda de ...

    Accionamiento de emergencia
    En caso de avería, el techo también se puede cerrar a mano: • Quitar la cubierta de plástico encajando un destornillador en la parte trasera. •Extraer la manivela de ...