Cuero

De vez en cuando, según el uso a que esté sometido, al cuero habrá que proporcionarle los cuidados que seguidamente relacionamos. En ningún caso se le tratará con disolventes, cera para pisos, betún, quitamanchas o productos similares.

Para la limpieza de cuero, bastará humedecer ligeramente un paño de algodón o lana y limpiar con él las superficies sucias.

Cuando algún punto del cuero se halle muy sucio podrá limpiarse aplicándole una solución suave de jabón (2 cucharas de jabón neutro en 1 litro de agua). Habrá que cuidar de que el cuero no se empape y de que no penetre agua por las costuras. Seguidamente, secarlo con un paño suave y seco.

Aparte de todo ello, es aconsejable aplicarle cada medio año, en los casos de un uso normal del vehículo, un producto especial para cueros del que habrá que aplicar una capa muy ligera que, una vez haya hecho efecto, se limpiará con un paño suave.

    Vease tambien:

    Calefacción y ventilación
    ¡Atención! Para garantizar la visibilidad óptima necesaria para una conducción segura es necesario que todos los cristales estén exentos de hielo, nieve y ...

    Ajuste de la altura del cinturón
    Por medio de este dispositivo se puede regular la posición de los cinturones de seguridad en la zona del hombro según la estatura de la persona. Fig. 16 Ubicación del regulad ...

    Retrovisores eléctricos abatibles
    Con el mando A se selecciona el retrovisor exterior del conductor o del acompañante, o bien, la función de abatido, así como el ajuste de los espejos (ver figura). N – Posi ...