Llantas de aleación ligera

Para mantener durante largo tiempo la decorativa apariencia de las llantas de aleación ligera es necesario conservarlas con regularidad. Ante todo, es necesario lavarlas detenidamente cada dos semanas para quitar de ellas la sal antihielo y el polvillo de los frenos, ya que, de lo contario, sería atacado el metal. Después del lavado, deberían tratarse las llantas con un producto especial para la limpieza de tales llantas que no contenga ácidos. Aproximadamente cada 3 meses es necesario frotarlas detenidamente con cera dura para automóviles. No utilizar pulimento para pintura o cualquier otra clase de producto esmerilador. En el caso de haberse deteriorado la capa de pintura protectora (impactos de piedras) deberá repasarse inmediatamente.

¡Atención!

Al limpiar las ruedas hay que tener en cuenta que el funcionamiento de los frenos puede quedar perjudicado por la humedad, el hielo o la sal de la calzada.

    Vease tambien:

    Generalidades
    Para que la calefacción y la ventilación funcionen correctamente, debería retirarse el hielo, la nieve o la hojarasca que se encuentren en la entrada de aire delante del ...

    Uso económico del aire acondicionado
    En régimen de refrigeración, el compresor de aire acondicionado consume potencia del motor e influye así en el consumo de combustible. Los siguientes puntos se deben tener en ...

    Generalidades
    El desgaste de los guarniciones depende en gran medida de las condiciones de tráfico y del estilo de conducir. Especialmente tratándose de vehículos de frecuente utilizac ...