Antiaprisionamiento

El techo dispone de una función antiaprisionamiento que evita posibles daños al cerrar el techo.

Cuando cerramos el techo de forma convencional , al encontrar cualquier tipo de obstrucción, se abrirá automáticamente. Sin embargo, esto no sucede cuando se activa el cierre de emergencia o de máxima fuerza.

Nota

Existe un cierre de emergencia o de máxima fuerza, que sólo deberá utilizarse en casos de extrema necesidad, por ejemplo, circulando a altas velocidades o cuando por ensuciamiento o congelación de las guías no se pueda cerrar de forma convencional. Para cerrar, pulsar la parte inferior del mando, el techo se cerrará con mucha fuerza.

¡Atención!

  • •¡Precaución al cerrar el techo!. Al cerrar el techo descuidada o incontroladamente se pueden producir magulladuras, especialmente si se trata de niños.
  • El conductor deberá advertir, a los demás ocupantes del vehículo, del riesgo que supone un manejo descuidado del techo corredizo levadizo*.
  • Al abandonar el vehículo, incluso por un instante, hay que extraer siempre la llave de encendido. No deje nunca a niños solos en el vehículo.
  • Al cerrar el techo con el cierre de máxima fuerza, existe la posibilidad de accidentarse o herirse. Por ello deberán extremarse las precauciones al efectuar dicha operación.
    Vease tambien:

    Llaves con mando a distancia
    En vehículos con mando a distancia* se entregan dos llaves. Una llave convencional (véase página anterior) y otra con mando a distancia* incorporado (véase el cap&iacut ...

    Difusores de salida de aire
    De todos los difusores abiertos fluye aire del exterior calentado o sin calentar o refrigerado, según la posición de los reguladores giratorios A, B, C, y de las teclas D y E. El re ...

    Peligros que conlleva la utilización de un asiento para niños en el asiento del acompañante
    No utilice nunca un asiento para niños montado de espaldas a la dirección de la marcha en el asiento del acompañante si el airbag está activado. El airbag frontal del la ...