Cuero

De vez en cuando, según el uso a que esté sometido, al cuero habrá que proporcionarle los cuidados que seguidamente relacionamos. En ningún caso se le tratará con disolventes, cera para pisos, betún, quitamanchas o productos similares.

Para la limpieza de cuero, bastará humedecer ligeramente un paño de algodón o lana y limpiar con él las superficies sucias.

Cuando algún punto del cuero se halle muy sucio podrá limpiarse aplicándole una solución suave de jabón (2 cucharas de jabón neutro en 1 litro de agua). Habrá que cuidar de que el cuero no se empape y de que no penetre agua por las costuras. Seguidamente, secarlo con un paño suave y seco.

Aparte de todo ello, es aconsejable aplicarle cada medio año, en los casos de un uso normal del vehículo, un producto especial para cueros del que habrá que aplicar una capa muy ligera que, una vez haya hecho efecto, se limpiará con un paño suave.

    Vease tambien:

    Maletero
    En interés de las propiedades de marcha hay que procurar una distribución uniforme de la carga (personas y equipaje/ carga). Los objetos pesados se deberían transportar lo m&a ...

    Juntas de puertas, capós y ventanillas
    Conviene frotar ligeramente de vez en cuando estas juntas de goma con un producto conservador de goma. Esto permite mantener su suavidad y aumentar su duración, impidiendo además que ...

    Tipo de gasolina
    El tipo de gasolina adecuado se indica en la parte interior de la tapa del depósito. En los vehículos con catalizador se debe repostar gasolina sin plomo según la norma DIN EN ...