Descripción

El regulador de velocidad mantiene la velocidad programada entre 30 km/h y 180 km/h de forma constante.

Una vez alcanzada y memorizada la velocidad que se desea, se puede dejar de acelerar.

¡ATENCIÓN!

El regulador de velocidad puede resultar peligroso si la situación no permite circular con seguridad a una velocidad constante.

  • No utilice el regulador de velocidad en caso de tráfico denso, tramos con muchas curvas o en calzadas en mal estado (a causa de heladas, aquaplaning, gravilla, nieve, etc.), ya que existe peligro de accidente.
  • Para evitar la utilización involuntaria del regulador de velocidad, no olvide nunca desconectar el sistema después de utilizarlo.
  • Es peligroso utilizar una velocidad programada con anterioridad cuando sea excesiva para las nuevas condiciones de la calzada, del tráfico o climatológicas; de lo contrario existe peligro de accidente.

Nota

Si se circula cuesta abajo el regulador de velocidad no puede mantener constante la velocidad. Ésta aumenta debido al peso del vehículo. Frene el vehículo con el pedal del freno.

    Vease tambien:

    Óptima refrigeración
    Conmutador giratorio B en la velocidad II ó III (niveles óptimos para la refrigeración). Mando giratorio A hacia la izquierda hasta el tope. Se puede variar la temperatura ...

    Apoyacabezas activos
    En caso de colisión posterior los pasajeros son presionados contra el asiento. La presión ejercida por el cuerpo contra el respaldo del asiento hace que los apoyacabezas activos* de ...

    3 – Reglaje del alcance de las luces
    Con la regulación eléctrica del alcance de luces se pueden adaptar los faros, sin escalonamientos, al estado de carga del vehículo. Con ello se evita deslumbrar, dentro de l ...