Llantas de acero

– Las llantas de acero se han de lavar con una esponja que sea sólo para este uso.

El polvo de abrasión de los frenos que queda depositado en las llantas, puede eliminarse con un producto de limpieza industrial. Repare los daños ocasionados en la pintura de las llantas, antes de que comiencen a oxidarse.

¡ATENCIÓN!

  • Jamás se limpiarán los neumáticos con toberas de chorro cilíndrico. Aun cuando la distancia sea relativamente grande y se aplique por poco tiempo, se podrán ocasionar daños a los neumáticos. Existe peligro de accidente.
  • La presencia de agua, hielo o sal antihielo en el sistema de frenos puede reducir la eficacia de frenado, por lo que existe peligro de accidente. Inmediatamente después del lavado evite maniobras de frenado bruscas o repentinas. Habrá que frenar repetidas veces hasta que los frenos “se sequen” →, “Capacidad y distancia de frenado”.
    Vease tambien:

    Bombín de cierre de la puerta
    Para el deshielo del bombín de cierre de la puerta debería utilizarse únicamente un spray adecuado con el efecto lubricante y anticorrosivo. ...

    Pérdidas de líquido refrigerante
    Cualquier pérdida habrá que atribuirla en primer lugar a un fallo en el estanqueizado. En tal caso hay que hacer comprobar inmediatamente el sistema por un Servicio Técnico. N ...

    Bujías de encendido
    Las bujías se cambian al llevar a cabo un Servicio de Inspección SEAT. Si se cambiaran las bujías fuera de este Servicio de Inspección, habría que tener en cuenta ...