Llantas de acero

– Las llantas de acero se han de lavar con una esponja que sea sólo para este uso.

El polvo de abrasión de los frenos que queda depositado en las llantas, puede eliminarse con un producto de limpieza industrial. Repare los daños ocasionados en la pintura de las llantas, antes de que comiencen a oxidarse.

¡ATENCIÓN!

  • Jamás se limpiarán los neumáticos con toberas de chorro cilíndrico. Aun cuando la distancia sea relativamente grande y se aplique por poco tiempo, se podrán ocasionar daños a los neumáticos. Existe peligro de accidente.
  • La presencia de agua, hielo o sal antihielo en el sistema de frenos puede reducir la eficacia de frenado, por lo que existe peligro de accidente. Inmediatamente después del lavado evite maniobras de frenado bruscas o repentinas. Habrá que frenar repetidas veces hasta que los frenos “se sequen” →, “Capacidad y distancia de frenado”.
    Vease tambien:

    Dirección asistida
    No se debe mantener girado el volante hasta el tope durante más de 15 segundos cuando el motor esté en marcha, ya el que aceite hidráulico se vería calentado enormemente ...

    Cables de emergencia
    Los cables de emergencia deben tener una sección suficientemente ancha. Si el motor no arranca porque se ha descargado la batería, puede utilizar la batería de otro vehí ...

    Peligros que conlleva la utilización de un asiento para niños en el asiento del acompañante
    No utilice nunca un asiento para niños montado de espaldas a la dirección de la marcha en el asiento del acompañante si el airbag está activado. El airbag frontal del la ...