Elevalunas eléctricos

Los mandos están dispuestos en los reposabrazos de la puerta del conductor (figura).

Los mandos están dispuestos en los reposabrazos de la puerta del conductor (figura).

1 – Puerta del conductor
2 – Puerta del acompañante
3 – Mando de seguridad*
4 – Puerta trasera derecha*
5 – Puerta trasera izquierda*.

Los elevalunas eléctricos se pueden accionar con el encendido conectado.

Con el encendido desconectado, los elevalunas se pueden accionar durante unos 10 minutos. Cuando se abra una puerta delantera dejarán de actuar.

Con el conmutador de seguridad, se pueden bloquear las teclas de los elevalunas traseros. Al pulsar de nuevo el conmutador las teclas de las puertas traseras se vuelven de nuevo operativas.

En la puerta de acompañante y en las puertas traseras hay además unos mandos adicionales correspondientes* a la ventanilla respectiva. Estos mandos sólo disponen de la función de apertura o cierre de sus respectivas ventanillas.

Con el mando de seguridad 3 de la puerta del conductor pueden desactivarse los elevalunas traseros.

– Mando de seguridad sin pulsar: Los mandos de las ventanillas traseras funcionan.
– Mando de seguridad pulsado: Los mandos de las ventanillas traseras están fuera de servicio.

Los elevalunas eléctricos con cierre automático* disponen de una función antiaprisionamiento.

El proceso de cierre de la ventanilla se detiene automáticamente si se encuentra con un obstáculo. Esta función antiaprisionamiento no funciona, sin embargo, cuando las ventanillas se cierran desde fuera con la llave de contacto.

¡Atención!

  • Al abandonar el vehículo, incluso sólo por un instante, hay que extraer siempre la llave de encendido. No deje nunca a niños solos en el vehículo. Los elevalunas quedarán desactivados sólo cuando se abra la puerta del conductor o la del acompañante.
  • ¡Extremar la precaución al cerrar las ventanillas! Cerrando las ventanillas descuidada o incontroladamente, pueden producirse magulladuras, especialmente si se trata de niños.
  • El conductor deberá advertir también a los ocupantes del vehículo, del riesgo que supone un manejo descuidado de las ventanillas dotadas de elevalunas eléctricos.
  • Cuando cierre su vehículo desde fuera no podrá permanecer ninguna persona en el interior, ya que en caso de emergencia no se podrán abrir las ventanas ni las puertas.
  • ¡Extremar la precaución al cerrar las ventanillas y el techo eléctrico* desde el exterior!.
  • Cerrando desde el exterior descuidadamente o sin visibilidad, pueden producirse graves magulladuras, especialmente si se trata de niños.
Vease tambien:

Apoyacabezas
Los apoyacabezas son ajustables en altura y deberán adaptarse a la estatura del ocupante. Un apoyacabezas correctamente ajustado ofrece, junto con el cinturón de seguridad, una pro ...

Cambio manual
La marcha atrás sólo se debe colocar cuando el coche esté parado. Con el motor en marcha, se deben esperar unos segundos con el embrague pisado a fondo, antes de meter dicha ...

Observaciones generales
El consumo de combustible depende fundamentalmente del estilo de conducir de cada conductor El consumo de combustible, la contaminación del medio ambiente y el desgaste del motor, de los f ...