Llantas de acero

Con ocasión del lavado regular del coche debieran también lavarse a fondo las llantas o los embellecedores. Así se evitará que se adhiera el polvo de abrasión de los frenos, la suciedad y las sales de invierno. Si se hubiera depositado ya el polvo abrasivo de los frenos, podrá hacérsele desaparecer mediante un eliminador de polvo industrial. Cualquier deterioro de la pintura deberá retocarse antes de que se oxide.

    Vease tambien:

    Presión de los neumáticos
    Fig. 47 Consola central: tecla del sistema de control de los neumáticos El testigo de control de los neumáticos compara las vueltas y con ello, el diámetro de rodadura de c ...

    Modificar la velocidad memorizada
    Reducir/memorizar Para reducir la velocidad memorizada hay que pulsar la tecla B. Al pulsar brevemente la tecla B, la velocidad se reduce de forma escalonada. Si se mantiene pulsada la tecla, el a ...

    Generalidades
    Los neumáticos nuevos, al principio, no poseen su grado de adherencia óptimo por lo que se deberán someter a un "rodaje" de unos 100 km a moderada velocidad y c ...